Rate this post

Tonya Illman encontró una botella en la playa y se la llevó a su casa para decorar una estantería, sin embargo descubrió que su interior había un pergamino enrollado.

Con ayuda del Western Australian Museum, la mujer pudo conocer el mensaje que estaba escrito y conocer la fecha en la fue escrito.

El mensaje tiene fecha del 12 de junio de 1886, o sea que tiene una antigüedad de 132 años, y ya es el mensaje en una botella más antiguo conocido en nuestro tiempo. El pergamino muestra unas coordenadas y el nombre de la embarcación.

 La última encontrada en 1934
Con ayuda del museo y de registros marítimos, se determinó que el mensaje fue arrojado por la borda del velero alemán Paula que surcaba el Océano Índico en 1886. Se sabe que el navío provenía de Marsella y se dirigía a Indonesia.

El diario The Guardian explica que por ese tiempo los barcos alemanes realizaban un experimento que duró 69 años, que consistió en tirar miles de botellas con coordenadas escritas en su interior para rastrear corrientes oceánicas.

Se sabe que de todas esas botellas, 662 han sido encontradas, la última había sido descubierta en1934.