Rate this post

El Servicio de Inmigración y Control de Fronteras (ICE, en inglés) cuenta con un manual secreto para sus agentes especiales en el que, entre otras materias, explica qué procedimientos llevar a cabo para quitar la ciudadanía a inmigrantes naturalizados.

Cómo realizar arrestos, abusos sexuales a niños, operaciones antiterroristas, manejo de vehículos de emergencia, fugitivos, polígrafo, protección de testigos… éstas son algunas de las materias que incluye el índice del manual, al que tuvo acceso el sitio web governmentattic.org.

Sitio Web asegura tener acceso al documento

ICE protege al máximo la confidencialidad de este documento, pero el sitio web Unicorn Riot asegura haber accedido al capítulo que versa sobre cómo quitar la ciudadanía a inmigrantes naturalizados. Se trata de un manual publicado en enero de 2008; el mencionado índice, que data de 2016, incluye un capítulo con el mismo título, por lo que podría seguir en vigor, idéntico o con cambios.

“No hay motivo para pensar que el documento no sea auténtico”, ha asegurado Matthew Bourke, portavoz de ICE, al medio The Intercept.

El documento completo (que se puede consultar aquí) explica cómo utilizar la información recibida de ciudadanos o agencias gubernamentales para “maquinar” la forma de quitar la ciudadanía a inmigrantes que cometieron fraude para obtenerla. Se trata, añade, de un proceso “complicado y técnico”.

La ciudadanía puede ser retirada

Se puede retirar la ciudadanía porque un juez determine que se obtuvo de una forma criminal, o porque ICE decida que, durante el proceso, el inmigrante mintió u ocultó información relevante. Los requisito básicos para obtener la ciudadanía son tener residencia permanente en el país, vivir aquí físicamente y mantener una conducta de buena moral.

Este último elemento es tal vez el más difícil de mesurar, pero el manual ofrece ejemplos claros de cómo demostrar que no se cumple: cometer un crimen grave, como un asesinato, u otros menores como prostitución, poligamia, posesión de drogas… Pero, también, por ejemplo, mantener una relación extramarital durante los años anteriores a lograr la nacionalidad.

ICE está obligado a probar fuera de toda duda que el inmigrante merece perder la nacionalidad, buscando para ello, por ejemplo, testigos en el lugar de trabajo, el vecindario o incluso la iglesia a la que atiende el individuo en cuestión. El manual recomienda asistir a la ceremonia de juramento de la nacionalidad, para asegurarse de que el inmigrante no ha cometido ningún error que permita quitarle la nacionalidad.