Rate this post

El esquinero Malcolm Butler intenta firmar con los Tennessee Titans un contrato por 5 años y $61 millones de dólares, que garantice $30 millones, de acuerdo con los reportes de una fuente a Adam Schefter, de ESPN.

Sorpresivamente, Butler no jugó un solo snap defensivo en la derrota de los New England Patriots por 41-33, en el Super Bowl LII, ante los Philadelphia Eagles, debido a lo que Bill Belichick describió como una decisión de coaches.

Butler, el héroe del Super Bowl XLIX con la intercepción que salvó el juego, pasó cuatro años memorables en New England que incluyeron notables altos y bajos.

Un prospecto pasado por alto en 2014 fuera de la División II West Alabama, recibió una invitación de New England para un tryout y se ganó un contrato durante el receso de temporada en el roster de 90 hombres, casi un mes después del Draft. Llegó a una fama inesperada con su intercepción en el Super Bowl y el equipo mostró su fe en él en la siguiente temporada, en 2015, promoviéndolo al primer lugar del depth chart para reemplazar al agente libre Darrelle Revis.

A pesar del repentino estrellato de Butler, Belichick dijo en un punto de 2015 que “tanto como cualquier otro jugador, Butler realmente no había cambiado mucho del primer año al segundo”.

Butler fue titular en cada juego de 2015 y 2016, ganándose una aparición en el Pro Bowl en 2015, a pesar de que su futuro con el equipo era inicerto después de la temporada 2016, cuando fue agente libre con restricciones. Los New Orleans Saints recibieron la visita de Butler, pero nunca le hicieron una oferta.

Regresó en 2017

Butler regresó con Patriots en 2017 y tuvo una temporada que él mismo describió como de altos y bajos, que culminó con la impactante decisión de Belichick de no permitirle jugar con la defensiva en el Super Bowl LII. Después del juego, en un momento emotivo, Butler dijo que los Patriots lo abandonaron.

La durabilidad de Butler en su tiempo con los Patriots fue impresionante, en tanto jugó 98.8 por ciento de los snaps defensivos de 2015, seguido por porcentajes de 96.7 y 97.8 en los dos años subsecuentes. Sus compañeros de equipo lo apodaron ‘Strap’ por su habilidad para cubrir de cerca a los receptores y también ‘Scrap’ por su estilo de juego.

Butler cumplió 28 años el 2 de marzo. Jugará para el ex linebacker de los Patriots, Mike Vrabel, y el ex hombre de personal de los Pats, Jon Robinson, quienes son ahora los respectivos head coach y gerente general del equipo.

Esto marca el segundo año consecutivo que un cornerback de los Patriots se marchará en la agencia libre para unirse a Titans.

Logan Ryan accedió a un contrato con los Titans en el pasado receso de temporada.