Rate this post

Houston.- Un grupo de mujeres indocumentadas, atrapadas en la frontera de Texas y separadas de sus hijos, han sido trasladadas este fin de semana a un centro de detención federal en SeaTac (estado de Washington), según ha informado Proyecto para los Derechos del Inmigrante (NWIRP por sus siglas en inglés) a la cadena de televisión King5.

La organización estima que hasta 120 mujeres han sido movidas a este centro, que generalmente está reservado para personas con cargos penales. La nueva política de “tolerancia cero” contra la inmigración ilegal de la administración Trump ha aumentado el número de menores separados de sus familias.

El gobernador de Washington, Jay Inslee, y el fiscal general Bob Ferguson, han exigido respuestas a través de una carta enviada este jueves al Centro de Detención Federal en SeaTac y al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos (ICE).

Entre las mujeres detenidas, hay dos procedentes de El Salvador y Guatemala que dijeron al director de Proyecto para los Derechos del Inmigrante, Jorge Barón, que las detuvieron cuando trataban de cruzar la frontera de México con sus hijas, de 15 y 11 años. Ahora no saben dónde están las menores. Estas aseguran que su unidad del centro de detención hay otras 60 mujeres.

Barón ha aprovechado para apuntar que en administraciones pasadas, no separaban a los nimos de sus familias, algo que solo ocurría bajo circunstancias determinadas. O bien detenían juntos a los miembros de las familia que solicitaban asilo, o las liberaban a la espera de que se resolviera el proceso de deportación.

La política de “tolerancia cero” anunciada el pasado abril por el Fiscal General Jeff Sessions busca procesar al 100% de los inmigrantes ilegales. A pesar de la entrada en vigor de esta normativa, el número de personas que intentó cruzar la frontera subió en mayo a 40.000, con una presencia de 6.405 menores no acompañados.