Rate this post

Colombia – El partido político Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC), en el que se transformó esa antigua guerrilla colombiana, anunció este viernes que suspende su campaña electoral para los comicios de 2018 tras las protestas ciudadanas que han ocurrido en los primeros actos electorales.

Según dijeron, consideran que estas protestas forman parte de “un plan coordinado” contra ellos.

“Por el momento hemos decidido suspender actividades de campaña hasta que contemos con las garantías suficientes. Convocamos a todos los partidos y movimientos políticos sin excepción a pronunciarse rechazando este tipo de provocaciones”, señaló el director del partido, Jorge Torres Victoria.

En los dos primeros actos de la campaña presidencial de Rodrigo Londoño, conocido como “Timochenko” en su época de guerrillero, fue abucheado y se han organizado duras protestas contra su candidatura que han terminado, en algunos casos, en agresiones contra algunos de sus simpatizantes.

Torres Victoria consideró que las protestas son “ataques realizados” contra la campaña política de la FARC que, en su opinión, ponen de manifiesto “la existencia de un plan coordinado y dirigido” contra su partido.

Jorge Torres Victoria (C), junto a Antonio Lozada (I) y Rodrigo Granda (D) en Bogotá.Derechos de autor de la imagenEPA
Image captionLos dirigentes de las FARc acusan al Centro Democrático del expresidente Uribe de instigar la campaña en su contra.

También aseguró que “abundan mensajes en las redes sociales incitando a la violencia”, así como “imágenes en que se puede identificar claramente a responsables de hechos delictivos” en los que aseguró están involucrados sectores del partido Centro Democrático, fundado por el expresidente Álvaro Uribe.

Asimismo, denunció amenazas a militantes de las FARC.

Réplica del Centro Democrático

Por su parte, el candidato presidencial del Centro Democrático, Iván Duque, dijo a la agencia Efe que las FARC están recibiendo la “sanción moral” de los colombianos tras el anuncio de la suspensión de la campaña de esa antigua guerrilla.

“La protesta social pacífica es fundamental en una democracia, los colombianos estamos indignados de ver criminales de lesa humanidad aspirar a cargos de elección popular sin reparar, sin decir la verdad y sin cumplir penas proporcionales”, sostuvo Duque.

La guerrilla izquierdista de las FARC libró desde 1964 una guerra contra el Estado colombiano en la que se estima murieron más de 260.000 personas y se produjeron decenas de miles de desaparecidos, casi siete millones de desplazados, violaciones, secuestros e incontables tragedias personales.

A finales de 2016 alcanzaron un acuerdo con el gobierno de Juan Manuel Santos para dejar las armas y participar en la política institucional.

El verano pasado se constituyeron como partido político para lanzar sus candidaturas a los comicios que se celebran este año en Colombia, legislativos en marzo y presidenciales en mayo.