Rate this post

La máquina hizo de las suyas este miércoles en el estadio BBVA Bancomer, previo al arranque de la primera semifinal del fútbol mexicano y no se trata precisamente del Cruz Azul.

En realidad se trata de la máquina lectora de abonos del estadio que alberga los partidos como local de Rayados de Monterrey, pues dejó de funcionar minutos antes del arranque del partido entre el conjunto regio y el cuadro celeste, en la semifinal de ida del Apertura 2018, lo que impidió el acceso oportuno de la afición.

Miles de personas llegaron hasta con dos horas de anticipación para poder presenciar el encuentro, pero debido a la falla general en los lectores el ingreso se tuvo que hacer de manera manual y el ingreso del público se prolongó hasta después de iniciado el encuentro, por lo que al principio las tribunas lucían casi vacías.

Finalmente, los encargados de logística del estadio permitieron el acceso de los aficionados a través de las puertas de emergencia para agilizar el ingreso.

Este hecho llamó la atención, especialmente porque el estadio BBVA es considerado uno de los más modernos de la actualidad en todo el mundo.