Rate this post

Washington – EEUU.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, confirmó, este viernes, la renuncia de quien es ahora su exsecretario interino de Seguridad Nacional.

 

De acuerdo con la explicación del primer mandatario, Kevin McAleenan quiso retirarse para pasar más tiempo con su familia y para incursionar en el sector privado.

 

“Trabajamos bien juntos”, expresó el Jefe de Estado en Twitter.

 

Con la intención de responder a ese gesto, McAleenan publicó un tuit en el que agradecía al Presidente y se mostraba a dispuesto a colaborar con la transición.

 

Aún no se conoce el nombre de la persona que podría quedar a cargo del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés). Donald Trump indicó que anunciará un reemplazo en el transcurso de la semana entrante.

 

Kevin McAllenan asumió las riendas del DHS, después de la salida de la exsecretaria Kirstjen Nielsen. Al hacerlo, se convirtió en la cuarta persona a la cabeza de ese ministerio, en un lapso de dos años.

 

Pese a ser un conservador moderado, varios en la Casa Blanca, incluido el propio Trump, le dieron un voto de confianza. Su experiencia dentro del Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) le hacía tener el perfil indicado, como para lidiar con la crisis de migrantes en la frontera sur.

 

Con su gestión, McAleenan logró reducir de forma evidente los cruces ilegales, a través de los límites entre México y en Estados Unidos. Sin embargo, la constante presión de Trump para lograr cambios drásticos en corto tiempo llevaron al funcionario a presentar su dimisión.