Rate this post

Los Ángeles – EEUU.- Un héroe en la pantalla grande y en la vida real es lo que ha demostrado ser el actor canadiense, Keanu Reeves.

 

El pasado 17 de julio, el intérprete sorprendió a una familia de fanáticos de Slidell, Luisiana, al decidir visitarlos en su casa.

 

Todo comenzó cuando Stacey Hunt, la madre de ese grupo familiar, se enteró de que Reeves estaría rodando escenas de la tercera entrega de “Bill and Ted”, muy cerca de su vecindario.

 

Por sugerencia de uno de sus hijos, la mujer elaboró un cartel en el que se leía “¡eres impresionante!”, en referencia al actor.

 

Posteriormente, la mujer clavó el póster en el jardín de su patio delantero.

 

Horas después, un auto se detuvo frente a su casa y varias personas, entre ellas Keanu Reeves, descendieron del vehículo.

 

El actor no sólo tuvo tiempo para saludar a la familia, sino que posó con ellos en una foto.

 

Como si eso fuera poco, el artista, famoso por sus protagónicos en “The Matrix”, “Constantine” o “John Wick”, tomó el afiche y, arrodillándose sobre el césped, firmó el cartel.

 

Con una caligrafía exquisita, Reeves escribió “Stacey, ¡eres impresionante!”.