Rate this post

Washington – Estados Unidos.- Continuando con su propósito de deslegitimar el proceso de investigaciones que se le realiza al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y que podría finalizar en un juicio político en su contra, la Casa Blanca anunció que no participará en la audiencia pública a la que ha sido invitada por la Cámara Baja.

El demócrata Jerrold Nadler, presidente del Comité Judicial de la Cámara Baja, invitó la pasada semana a los abogados de Donadl Trump a participar en la primera audiencia pública, a realizarse el próximo 4 de diciembre, sin embargo a través de una carta, Pat Cipollone, abogado de la Casa Blanca rechazó la invitación.

“Bajo las circunstancias actuales, no tenemos previsto participar en su audiencia del miércoles”, puntualizó el abogado.

La participación de Cipollone u otros abogados de la Casa Blanca en futuras audiencias en el Comité Judicial no ha sido descartada, sobre ese punto darán una respuesta antes de la fecha límite establecida por Nadler, el próximo viernes 6 de diciembre.

En la audiencia del miércoles, se espera que comparezcan expertos legales para hablar sobre los precedentes constitucionales de los juicios políticos, por lo que Cipollone insinuó en su carta que la Casa Blanca considera dicha audiencia,  una sesión de menor importancia, subrayó también que no incluye a “ningún testigo relacionado con los hechos”.

“Existen innumerables deficiencias de proceso que han infectado la investigación. Una discusión académica con profesores de Derecho no proporciona al presidente una pizca de un proceso justo”, alegó la defensa de la Casa Blanca.

Al ausentarse de la audiencia, la Casa Blanca dejará en manos de sus aliados, como el congresista republicano Jim Jordan, la tarea de convencer a los estadounidenses de que Trump no merece un juicio político por sus supuestas presiones a Ucrania.