Rate this post

San Francisco.- Un juez de San Francisco aseguró en un fallo temporal que “cualquiera que sea el alcance de la autoridad del Presidente, no puede reescribir las leyes de inmigración para imponer una condición que el Congreso ha prohibido expresamente”.

En una decisión con carácter temporal, un juez federal prohibió este lunes al gobierno de Donald Trump que niegue el asilo a los migrantes que crucen la frontera sur de Estados Unidos de forma ilegal.

El juez federal de distrito Jon S. Tigar dictó una orden de restricción temporal tras escuchar los argumentos de ambas partes en San Francisco. La petición fue presentada por la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, por sus iniciales en inglés) y por el Centro por los Derechos Constitucionales, que interpusieron una demanda justo después de que Trump decretó el veto este mes en respuesta a las caravanas de migrantes que comenzaron a llegar a la frontera sur.

“La norma que prohíbe el asilo a los inmigrantes que ingresan al país fuera de un puerto de entrada entra en conflicto irreconciliable con la ley de inmigración y la intención expresa del Congreso“, escribió Tigar, quien fue nombrado por el expresidente Barack Obama.

El juez Tigar subrayó en su fallo la razón crucial para dictar el bloqueo de la orden de Trump:

“Cualquiera que sea el alcance de la autoridad del Presidente, no puede reescribir las leyes de inmigración para imponer una condición que el Congreso ha prohibido expresamente.”


El juez argumentó que la regla de Trump sobre los refugiados obligaría a las personas con solicitudes legítimas de asilo “a elegir entre la violencia en la frontera, la violencia en el hogar, o renunciar a un camino hacia el estatus de refugiado”.

La orden de restricción temporal significa que la administración está impedida de hacer cumplir las nuevas reglas de asilo hasta que el caso sea juzgado en una corte -y proceda- el 19 de diciembre. El Departamento de Justicia puede apelar la decisión.