Rate this post

MÉXICO — José de Jesús Corona fue sancionado con una multa por 161 mil 200 pesos después de que la Comisión Disciplinaria de la Liga Bancomer concluyera la investigación que se abrió tras el incidente entre el portero de Cruz Azul y un camarógrafo al final del juego ante América.

Corona manoteó al operador de una cámara de Televisa al considerar que se estaba burlando de la nueva caída de la Máquina, de acuerdo con la posición cementera sobre el incidente; sin embargo, se le encontró culpable de haber violado tres artículos del código de ética de la Federación Mexicana de Futbol.

“La Comisión Disciplinaria informa que, derivado del procedimiento de investigación que de Oficio esta Comisión inició, respecto a los hechos acontecidos durante el encuentro correspondiente a la Jornada 13 del Torneo Clausura 2018 de la LIGA BBVA Bancomer MX entre los Clubes América vs. Cruz Azul, por los hechos acontecidos al finalizar el partido con el Jugador celeste, José de Jesús Corona, esta autoridad resolvió: “Se sanciona al Jugador José de Jesús Corona Rodríguez, integrante del Club Cruz Azul, con una multa de 2,000 UMAs, por infringir los artículos 10, 11 y 28 del Código de Ética de la FMF”, se lee en el comunicado.

El artículo 10 dice lo siguiente: “Toda persona sujeta a este Código de Ética deberá abstenerse de actuar, participar, o en cualquier forma incitar a realizar conductas que tiendan a desacreditar, desprestigiar, causar perjuicio o daño, o ir en detrimento de la FIFA, Confederaciones, FMF, los Clubes, así como sus órganos de gobierno y sus integrantes y/o terceros involucrados”.

El artículo 11 pide que cada persona involucrada en la Federación se conduzca con respeto: “La imagen y reputación de la FMF, de sus afiliados y de sus integrantes, es responsabilidad de todos los que integran el fútbol federado, por lo que es una obligación individual el dirigirse y desempeñarse en todas sus actividades, ya sea particulares o profesionales, con la debida probidad y respeto, así como evitar incurrir en conductas que vayan en detrimento del deporte, sus organismos, el fair play y el juego limpio”.

Finalmente, el artículo 28 contempla el rechazo a cualquier conducta agresiva contra cualquier autoridad o espectador. “Los Jugadores e integrantes del Cuerpo Técnico, así como todos los sujetos de este Código de Ética, no cometerán, ni tolerarán ningún tipo de conducta agresiva o violenta en contra de los adversarios, los Oficiales de Partido o los espectadores”.