Florida.- Irma se ha degradado de huracán a una tormenta tropical, con vientos de 112 kilómetros por hora, según dijo el Centro Nacional de Huracanes. Se espera que la tormenta se debilite aún más a medida que continúa moviéndose hacia el interior.

Millones de personas de costa a costa en Florida se están despertando sin energía el lunes, mientras la ahora tormenta tropical Irma ruge hacia el norte, provocando fuertes ráfagas de viento, fuertes lluvias y peligrosas oleadas de tormenta.

Al acercarse la madrugada, los alcaldes y los socorristas de todo el estado imploraron a los ciudadanos que permanecieran en su lugar y no se aventuren fuera hasta que las tripulaciones puedan evaluar el daño y dar la seguridad de que es seguro abandonar sus hogares.