Rate this post

Washington – Estados Unidos.- Ante las constantes acusaciones realizadas por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en contra de la investigación de juicio político que realiza la Cámara Baja, proceso legal que Trump asegura se encuentra arreglado para desfavorecerlo, la presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi, invitó al mandatario a testificar en la investigación.

“Si él tiene información exculpatoria, que le quita culpa, entonces esperamos verla. Podría presentarse ante la comisión y hablar, decir todas las verdades que quiera decir, si es que quiere hacerlo”, dijo la congresista demócrata.

De aceptar la invitación, Donald Trump estaría testificando justo cuando varios testigos claves declararán públicamente.

En el mismo orden de ideas, el líder demócrata en el Senado Chuck Schumer indicó que “si Donald Trump no está de acuerdo con lo que está escuchando, no le gusta lo que está escuchando, no debería tuitear. Debería acudir a la comisión y testificar bajo juramento. Y debería permitir que todas las personas que le rodean vengan ante la comisión a testificar bajo juramento”.

A juicio de Schumer, la única intención del presidente Trump con sus acusaciones es bloquear a los testigos para que no cooperen.

“¿Qué está ocultando?”, se pregunta el demócrata.

La invitación realizada a Donald Trump por parte de los los legisladores, se vive al mismo tiempo que la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes se prepara para la segunda semana de audiencias públicas dentro de la investigación de juicio político, que incluye el testimonio de Gordon Sondland, embajador del gobierno de Trump ante la Unión Europea., quien quizás es el testigo más importante del proceso.

“Me aseguraré” de que el mandatario “no intimide” al denunciante, aseguró Pelosi.