Rate this post

Washington.- Cinco inmigrantes han perdido la nacionalidad estadounidense por decisión judicial tras cometer delitos, según ha informado este martes el Departamento de Justicia.

El juez Joe Fish, de la Corte de Distrito del Norte de Texas, ha ordenado revocar la nacionalidad a Emmanuel Olugbenga Omopariola, de 61 años, por admitir haber tenido relaciones sexuales con un menor de siete años.

Ese comportamiento, previo a su naturalización, demuestra una falta de la conducta moral necesaria, según el Departamento de Justicia, que le acusa además de mentir durante el proceso.

Además, la juez Susan Richard Nelson, de la Corte de Distrito de Minnesota, ha ordenado revocar la nacionalidad a Fosia Abdi Adan, de 51 años. Tras lograr la residencia gracias a la lotería de diversidad, Adan mintió al afirmar que estaba casada con Ahmed Mohamed Warsame, de 53 años, y que tenía dos hijos, Mustaf Abdi Adan, de 33, y Faysal Jama Mire, de 31 años. Los cuatro obtuvieron posteriormente la nacionalidad, y los cuatro la han perdido por este proceso judicial.

Forma abusiva por estafadores

“El sistema migratorio actual es usado demasiado a menudo de forma abusiva por estafadores y personajes viles. Estos casos son ejemplos perfectos de ese desafortunado fraude tan común en nuestro sistema migratorio”, ha señalado el fiscal general, Jeff Sessions.

La Casa Blanca ha intento impulsar sin éxito una reforma para eliminar la lotería de diversidad, una medida que cuenta con el apoyo del Partido Demócrata pero que fracasó en el Senado en febrero porque formaba parte de una reforma a gran escala.