Rate this post

Atlanta – EEUU.- El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) continúa empleado habitaciones de hotel para detener a menores de edad indocumentados.

 

Aun cuando ICE condenó ese tipo de prácticas hace algunos meses, al menos 17 jóvenes inmigrantes fueron retenidos en hoteles, de manera temporal, durante los meses de agosto y septiembre.

 

La información, revelada por la cadena de noticias CNN, se sustenta en datos oficiales, recopilados por el abogado Carlos Holguín. Ese jurista es el encargado de supervisar el cumplimiento, por parte del Gobierno estadounidense, del acuerdo judicial Flores, un texto que indica qué tipo de trato deben recibir los menores de edad, cuando se encuentran bajo custodia.

 

Por su parte, CREDO action, un grupo de activistas que ha presionado a las empresas hoteleras para que no colaboren con las autoridades migratorias, dijo a CNN que ICE suele emplear las habitaciones de hotel como centros de detención provisionales, pues ello permite “acelerar las deportaciones”.

 

Los miembros de CREDO action insistieron en que si los hoteles se negaran a cooperar con ICE, contribuirían a “debilitar la capacidad (…) para llevar a cabo redadas masivas, especialmente aquellas dirigidas a familias”.