Rate this post

Georgia – Estados Unidos.- Una hondureña sobreviviente de cáncer ha pasado momentos de tensión en una prisión para inmigrantes, luego de que trataran de deportarla a pesar de no tener documentación para viajar y sin que se tomara en cuenta su condición salud.

Saira Padilla no se explica por qué los agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas hicieron ese procedimiento.

Padilla narró que los agentes le informaron a Tania Romero que tenía una llamada y al salir de la celda la esposaron y causaron moretones.

«No pensaron absolutamente en su salud, en su condición», se quejó.

Mientras Romero no tenga documento de viaje no podrá ser enviada a su país natal. La Cancillería de Honduras giró instrucciones de no realizar el papeleo para evitar la deportación de Romero, informó Angelina Williams, cónsul general del país centroamericano en Atlanta, en una publicación de Univisión.

Williams justificó la decisión de no emitir la documentación porque están conscientes de que la vida de Romero estaría en riesgo. En Honduras puede dejar de recibir el tratamiento y fallecer, agregó. «Vamos a sentenciarla a muerte».

La madre de Saira fue arrestada en el condado de Gwinnett por una infracción de tráfico. No poseía licencia de conducir.