Rate this post

Florida – Estados Unidos.- Ane Maschiach, una inmigrante de Brasil que ha vivido 16 años en Estados Unidos, finalmente y luego de haber realizado todo lo que los oficiales de Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) le han pedido para obtener la Residencia Permanente, podría recibir su “green card” en tan solo seis meses. Sin embargo, y después de tanto tiempo de espera, Maschiach no muestra rostro de felicidad, un nuevo problema ha tocado su puerta.

Según una orden de la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), Maschiach debe dejar los Estados Unidos en un máximo de cinco meses, dejando toda una vida atrás y teniendo ya una fecha establecida para posiblemente recibir su beneficio de residencia.

El tiempo para la migrante no juega a su favor, si no abandona EE.UU en el tiempo establecido por ICE, será arrestada.

“Ni siquiera se lo he dicho a mi hijo porque tiene ocho años… y el pequeño aún no lo comprende. Sabrá cuándo no esté aquí, pero no puedo decírselo”, dijo Maschiach.

Durante cinco años, Machiach quien vive en Boca Ratón, ha acudido a las audiencias con “La Migra” y asegura que ya se encuentra en el último paso para obtener la aprobación de “green card”.

“Quiero decir, prácticamente hicimos todo como marca la ley”, dijo el esposo de Ane, Shai Machiach, quien explicó que la última solicitud en la que finalmente podrían entregarle a su esposa el documento, tarda seis meses en procesarse y ella ahora solo tiene cinco meses para retornar a Brasil.

“Estamos corriendo contra el tiempo”, dijo.

Dos días después de la Navidad, Machiach deberá acudir a su cita de ICE con un boleto de vuelo a Brasil, así como su pasaporte. Su partida deberá ser en febrero, y su tarjeta de residencia podría llegar en marzo.