Rate this post

Atlanta – EEUU.- Familiares de Nebane Abienwi, un indocumentado de 37 años, que llegó a Estados Unidos procedente de Camerún, acusaron al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) de desconectar a su pariente del soporte que le mantenía con vida, pese a no tener autorización.

 

De acuerdo con Akongwi Abienwi, hermano del fallecido, tanto él como el resto de su familia pidieron a ICE dejar a Nebane conectado al ventilador que le brindaba respiración artificial. Del mismo modo, solicitaron que se le siguieran suministrando medicamentos para que permaneciera vivo.

 

“No aprobamos eso. Cien por ciento no lo hicimos”, dijo Akongwi, al hablar sobre el modo en el que procedió el Servicio de Inmigración, en el caso de su hermano, quien fue hospitalizado, luego de sufrir una “emergencia médica”, mientras estaba en el Centro de Detención de Otay Mesa.

 

La agencia explicó, por su parte, que la decisión de desconectar a Nebane Abienwi se tomó luego de que un grupo de médicos revisaran al camerunés y determinaran que tenía muerte cerebral.