Texas.-  Con la clara intención de atemorizar a los inmigrantes de California e intimidar a sus líderes, el director de la Agencia de Inmigración y Aduanas (ICE) Tomas Homan dijo el viernes que su agencia no tendrá más remedio que realizar “arrestos en barrios y sitios de trabajo”, luego que el estado aprobó una ley “santuario”.

“ICE no tendrá más remedio que realizar arrestos en vecindarios y sitios de trabajo, que inevitablemente resultarán en más detenciones colaterales, en vez de enfocarnos en los arrestos en cárceles y prisiones”, dijo Homan en un comunicado oficial.

Agregó el funcionario que SB54, firmada por el gobernador Jerry Brown este jueves, “afectará nuestros operativos al eliminar casi toda la cooperación y comunicación con nuestros socios policiales en el estado, eliminando la autoridad 287g del condado de Orange y prohibiendo la contratación de lugares donde detener a los inmigrantes”.

La nueva ley no elimina la comunicación entre policías locales e inmigración, pero sí la limita a los detenidos convictos de al menos un centenar de delitos graves y prohíbe que policías locales participen en redadas migratorias a menos que sea para detener otro tipo de delitos.

La SB 54 también suprime la posibilidad de contratos 287g como el que aún tiene el condado de Orange con el gobierno federal, el mismo tipo de contrato que por tantos años permitió que las policías locales actuaran como agentes de inmigración en muchas localidades.

El 287g es el tipo de contrato que el sheriff de Arizona Joe Arpaio utilizó por años para sembrar el terror entre la comunidad latina de su área.

Activistas pro inmigrantes deploraron las declaraciones de Homan.

“Es indignante e inmoral que el gobierno federal esté amenazando con hacer redadas y aterrorizar más a nuestras comunidades solo porque el gobierno de California ha tomado las medidas necesarias para proteger a todos sus residentes dada las acciones anti-inmigrantes de la administración Trump”, dijo Marielena Hincapié, directora del Centro Nacional de Leyes de Inmigración. .

Pero Grisel Ruiz, abogada del Centro de Recursos Legales de inmigracion en San Francisco, dijo que el anuncio de Homan está principalmente dedicado a “intimidar”.

“El gobierno tiene recursos limitados y no tiene la capacidad de salir y arrestar a 11 millones de personas”, dijo Ruiz. “Están limitados por sus recursos y en realidad ya han estado haciendo lo que dicen que harán ahora, supuestamente en reacción a la nueva ley de California”.

Desde el inicio del gobierno de Donald Trump, ICE ha arrestado personas en tribunales, viviendas, en las calles, en sus trabajos pero alrededor del 60% de los inmigrantes son arrestados directamente en las cárceles.

Recientemente, ICE realizó un operativo en “ciudades santuario” arrestando a unas 500 personas, que supuestamente se activó en represalia a protecciones locales que han implementado esas ciudades.

Pero activistas han cuestionado si realmente el operativo fue un aumento en arrestos o un “cuento” diferente sobre el tipo de arrestos que hacen todo el tiempo.

“Al fin y al cabo, las ciudades santuario son también las ciudades con más inmigrantes y no está fuera de lo normal que arresten a más personas en esas zonas”, dijo Ruiz.

Las cifras oficiales indican que desde el inicio del gobierno de Trump, ICE se ha enfocado en realizar más arrestos en general: un 43% más, aunque estos no están resultando en más deportaciones.