Rate this post

Nasáu – Bahamas.- Humberto llegó a las Bahamas con la fuerza de una tormenta tropical. El fenómeno, que se ubica justo al noreste del archipiélago, podría ocasionar importantes precipitaciones en las mismas zonas que resultaron afectadas por el huracán Dorian.

 

Ese ciclón hizo contacto con el territorio bahameño el pasado 01 de septiembre. Debido a su poderosa categoría 5, el vórtice ocasionó destrozos tanto en las islas Ábaco como en la Gran Bahama. Tras su paso, las autoridades han cifrado en 50 el número de muertos y en mil 300 el de desaparecidos.

 

Aunque los vientos máximos sostenidos de Humberto (de unos 65 km/h) no son comparables con los de Dorian (290 km/h), especialistas han dicho que la llegada de la tormenta podría recrudecer las heridas abiertas por el reciente huracán.

 

“Sé que puede ser una situación un poco desalentadora, ya que acabamos de salir de Dorian”, expresó la meteoróloga bahameña, Shavonne Moxey-Bonamy.

 

Por ese motivo, en las Bahamas se han suspendido todas las labores de búsqueda y rescate. Los mismo ha ocurrido con las operaciones en los aeropuertos.

 

Las medidas han coincidido con la visita a las islas del secretario general de la ONU, António Guterres. Antes de arribar al archipiélago, el máximo representante de Naciones Unidas presentó un balance, en el que dio cuenta de los destrozos provocados por Doarian.

 

“En algunas zonas, más de tres cuartos de todos los inmuebles han sido destruidos. Los hospitales están en ruinas o abrumados. Las escuelas se convirtieron en escombros”, dijo el alto funcionario.