Rate this post

Washington – EEUU.- Varias de las franquicias hoteleras más importantes de Estados Unidos hicieron públicos comunicados en los que rechazan la posibilidad de que el Gobierno federal utilice sus instalaciones como centros de detención para inmigrantes.

 

Marriott, Hilton, Choice Hotels, Best Western, Wyndham, Hyatt, IHG y MGM Resorts son algunas de las cadenas que, por presión de sus sindicatos y clientes, han manifestado no querer que sus habitaciones se conviertan en celdas para familias indocumentadas.

 

La reacción se produjo días después de que la Administración Trump anunciara que estaba dispuesta a emplear hoteles para refugiar a aquellos núcleos familiares que fueron arrestados, luego de arribar a Estados Unidos, de manera ilegal.

 

Aunque en el pasado, las agencias federales han utilizado a los hoteles como centros de acogida temporal para los inmigrantes, en esta oportunidad esas empresas han preferido distanciarse de la polémica que se ha generado, a raíz de las medidas migratorias que han sido implementadas desde la Casa Blanca.

 

Con su negativa, las cadenas hoteleras se suman a la lista que es integrada por compañías como America y United Airlines. Las líneas aéreas dijeron, el año pasado, que no deseaban transportar, en sus aviones, a niños indocumentados que habían sido separados de sus padres.