Rate this post

San Diego – EEUU.- Una familia de guatemaltecos será la primera que podrá tramitar su asilo en Estados Unidos y esperar la resolución de cada caso en ese país, sin la necesidad de aguardar por ello en territorio mexicano.

 

De acuerdo con el abogado Michael Hopkin, los inmigrantes obtuvieron tal beneficio gracias al fallo del magistrado Dana Sabraw, un juez federal que, la semana pasada, dictaminó que cuando los migrantes expresen, en sus entrevistas del “miedo creíble”, temor por regresar a México, se les deben asignar entrevistas “no devolutorias” y se les debe permitir tener acceso a abogados.

 

En tal sentido, expresó Hopkin, los guatemaltecos fueron capaces de “comunicar al Gobierno federal (de Estados Unidos) sus experiencias traumáticas y sus temores constantes de persecución (…) en México”. De allí, que se les haya autorizado a permanecer en suelo estadounidense.

 

El caso de estos indocumentados representa una victoria para los migrantes y, sobre todo, para las organizaciones que los protegen y que buscan la abolición del programa “Quédate en México”. El plan, creado por la Administración Trump en enero de este año, busca que los solicitantes de asilo lleven su proceso desde el país azteca.

 

Debido a ese protocolo, unas 50.000 personas han sido devueltas de Estados Unidos a México para aguarden allí por la resolución de sus peticiones.