Rate this post

Washington – EEUU.- Donald Trump se prepara para las elecciones presidenciales de 2020 y lo hace abordando el que ha sido uno de sus temas prioritarios: la inmigración ilegal.

 

A través de un comunicado difundido el lunes, el mandatario estadounidense pidió al Departamento de Estado y al de Seguridad Nacional presentar recomendaciones que permitan reducir la permanencia, en Estados Unidos, de ciudadanos que entraron al país con visa empresarial o de turista y que decidieron quedarse en la unión americana, aun después del vencimiento de sus visados.

 

“Tenemos leyes que necesitan cumplirse para mantener a salvo a los estadounidenses y proteger la integridad de un sistema en donde, en este momento, hay millones de personas que hacen fila para venir a Estados Unidos en busca del ‘sueño americano’”, expresó el titular de la Casa Blanca en el documento.

 

Las nuevas medidas podrían contemplar limitaciones e, incluso, la suspensión del ingreso a Estados Unidos de aquellos nacionales que provengan de países cuyos ciudadanos suelen exceder los tiempos de estancia de sus visas.

 

La Administración Trump también evalúa la imposición de un “bono de admisión” que obligaría a los migrantes a cancelar una determinada cifra de dinero para poder entrar a territorio estadounidense. Ese monto sería reembolsado justo en el momento de la salida.