Rate this post

El  gobernador de Florida, Rick Scott, ha dicho a primera hora de este miércoles que ya es demasiado tarde para evacuar la costa noroeste de la península de Florida cuando quedan horas para que el “potecialmente catastrófico” huracán Michael, de categoría 4, toque tierra. No obstante, las lluvias y los vientos con fuerza de tormenta tropical se han empezado a sentir este miércoles.

“El tiempo para evacuar a lo largo de la costa llegó y se ha acabado. Los primeros rescatistas no podrán salir en medio de la tormenta. Si has elegido quedarte en una zona de evacuación, debes BUSCAR REFUGIO INMEDIATAMENTE”, ha dicho Rick Scott, gobernador de Florida, a primera hora de este miércoles en Twitter.

 

Minutos después, Scott ha informado en esta red social de que ha hablado con el presidente Donald Trump: “Ha ofrecido todos los recursos federales necesarios mientras nos preparamos para responder a esta tormenta masiva y catastrófica”. El presidente declaró este martes el estado de emergencia en Florida.

Scott declaró el estado de emergencia en 35 condados del estado de Florida. Según funcionarios del estado, las órdenes de evacuación han sido emitidas para cerca de 375,000 personas a lo largo de la costa del Golfo sobre 22 condados desde el Panhandle de Florida hasta el centro norte.

Michael se ha convertido en la noche de este miércoles en un huracán “extremadamente peligroso” de categoría cuatro sobre cinco, con vientos de 145 millas por hora. Según el Centro Nacional de Huracanes (NHC),  marejadas de hasta 14 pies potencialmente letal, fuertes lluvias y vientos destructivos son “inminentes”.

Se prevé que el ciclón aterrice este miércoles en la costa del Panhandle, en Florida. Este estado se encuentra bajo alerta ante la que puede ser la peor tormenta en esa zona en décadas.