Rate this post

New York.- Una ola de frío implacable castiga a buena parte del este de Estados Unidos desde hace varios días y, según detalló la agencia AP, hasta el momento al menos 16 muertes están relacionadas a las bajas temperaturas en el país desde Texas hasta Nueva Inglaterra.

Pero, según afirman los meteorólogos, aún falta lo peor ya que desde el jueves hasta el fin de semana llegarán temperaturas más severas.

La ola polar golpeará sobre la costa este del país, inclusive en Florida, conocido como el ‘estado soleado’, en donde ya este miércoles se registraron inusuales nevadas en ciudades como la capital, Tallahassee, en donde no ocurría este fenómeno en casi tres décadas.

En Jacksonville, al norte del estado, se registraron 35 grados Farenheit (1.5 centígrados) este miércoles.

“Bomb cyclone”

Se espera que este fenómeno se convierta en lo que en inglés llaman ‘bomb cyclone’ y cuyo término correcto en español es ciclogénesis explosiva, una versión invernal de la devastación que puede causar una tormenta tropical.

Lo que hace que una tormenta invernal sea catalogada como ‘bomba’ es qué tan rápido cae la presión atmosférica. Los descensos severos en ese parámetro ocurren cuando aire cálido se encuentra con aire frío, por lo que el aire comienza a moverse con un efecto de rotación similar al de un ciclón.

Se espera que un efecto así se de este miércoles por la noche cuando el aire caliente sobre el océano se encuentra con el aire polar frío, con gran descendo de presión desde Florida hacia el norte. Al igual que sucede con las tormentas tropicales, cuando llegan a la tierra suelen bajar la intensidad rápidamente.

Para el jueves esta ‘bómba meteorológica’ que es comparada con un huracán de invierno, azotará con nieve, heladas y vientos fuertes y fríos en extremo, por lo que las autoridades ya han emitido advertencias en Virginia, Massachusetts y Maine, que podrían extenderse a más zonas.

Nieve en Tallahassee
En Tallahassee no veían algo así desde hace casi 30 años

Se espera que a partir del jueves arroje entre 6 a 12 pulgadas de nieve en Nueva Inglaterra y ráfagas de vientos de entre 40 y 60 millas por hora.

Desde Maine hasta Florida, cada estado de la costa este estadounidense tiene al menos avisos y advertencias meteorológicas de tormentas, nevadas o vientos, lo que significa que el clima severo acecha a unas 1,500 millas de estados costeros.

El Servicio Meteorológico Nacional advirtió desde Twitter: “Esta tormenta en la Costa Este que se intensificará rápidamente producirá vientos fuertes y dañinos, que posiblemente resulten en árboles caídos, cortes de energía e inundaciones costeras. ¡Estos fuertes sistemas de invierno son conocidos por llevar consigo grandes vientos y olas que acompañan las fuertes nevadas!”.

Ver imagen en TwitterLos expertos anticipan que se trata de una ‘bomba meteorológica’ por su rápido fortalecimiento que, esperan, se traduzca luego en rápido decrecimiento del fenómeno.

La ola de frío comenzó a sentirse este miércoles en Florida, en donde se espera que se intensifique, azotando las costas más al norte del estado. Se esperan fuertes nevadas en las costas de Georgia, Carolina del Sur y del Norte, hasta las playas de Maryland y Delaware desde este miércoles hasta el fin de semana.

Vuelos cancelados

Aeropuertos como el de Savannah, Georgia, y el de Charleston, Carolina del Sur, cerraron este miércoles por la mañana y se cancelaron la gran mayoría de los vuelos.

Las autoridades recomiendan no viajar debido a que buena parte de los caminos estarán cerrados por la nieve o peligrosos para el tránsito por asfaltos con capas de hielo.

Turistas le toman una fotografía a una fuente congelada en el Bry...

Las cantidades de nieve y velocidad de los vientos, sin embargo, están atadas a la trayectoria del sistema. Se estima que el jueves será el punto álgido de la tormenta.