Rate this post

Plantation, Florida.-  Al igual que el resto de Estados Unidos, los habitantes de Florida adelantarán sus relojes una hora el próximo domingo para asumir el horario de verano.

Si los legisladores del Estado del Sol se salen con la suya, no volverán a retrasarlos.

Por una mayoría bipartidista abrumadora, el Senado y la Cámara de Representantes de Florida, que suelen estar muy divididos, aprobaron esta semana una propuesta que convertiría al estado en el primero en adoptar el horario de verano todo el año. Eso significa que el sol saldría y se ocultaría una hora más tarde entre noviembre y marzo.

Quienes respaldan la propuesta afirman que ayudaría a la economía, ya que las personas podrían salir de compras más tarde, y dicen que la mayoría de los residentes del estado están cansados de cambiar sus relojes dos veces al año.

En caso de que el gobernador Rick Scott apruebe la propuesta, el plan requeriría del consentimiento del Congreso federal. Eso posiblemente signifique que la medida no sería aceptada hasta cuando menos 2019.