Rate this post

Washington – EE.UU.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump,  busca castigar a los países de origen de aquellos extranjeros que dejan vencer sus visas estando en territorio norteamericano y se convierten en inmigrantes indocumentados, la medida podría prohibir o restringir el ingreso de cualquier persona, ya sea por motivos vacacionales o de negocios.

 

A través de un memorando presidencial se ordena a los departamentos de Estado (DOS) y de Seguridad Nacional (DHS), formular recomendaciones para los ciudadanos de los países que tienen una tasa de vencimientos de visas de un 10% o más, en este sentido la orden expone que “Una acción que se está considerando suspendería o limitaría la entrada de personas de países con altas tasas de vencimientos de visas”.

 

El Gobierno federal asegura que “los excesos de visados ​​están socavando el Estado de Derecho y agotando los recursos necesarios para enfrentar la crisis en la frontera sur”, al tiempo que considera que el tema fronterizo afecta seriamente la integridad del sistema de inmigración.

 

Las más recientes cifras oficiales revelan que a partir de marzo de 2019 existían más de 415.000 personas sospechosas de permanecer en EE.UU. después de haber pasado las fechas límites de sus visas de no-inmigrante en el año fiscal 2018. Esas mismas estadísticas arrojaron que los países que tienen un mayor número de inmigrantes legales que arribaron al país, pero dejaron vencer sus visas son Canadá con 92,901 y México con 47,394 personas.