Rate this post

EE.UU. – Una compañía consiguió un contrato para llevar millones de comidas a Puerto Rico después del huracán María, y no las entregó. Los demócratas en el Congreso están exigiendo respuestas de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) sobre esto.

The New York Times informó por primera vez que FEMA otorgó un contrato de $ 156 millones a la única empleada de Tribute Contracting LLC, Tiffany Brown, para que entregara 30 millones de comidas a los puertorriqueños.

Solo un pequeño porcentaje de estas comidas, llegó a la isla

Solo 50,000 de estas comidas llegaron a la isla, cuando al menos 18.5 millones debieron entregarse la primera vez. Además, FEMA se dio cuenta de que la comida que ya se había entregado fue empacada incorrectamente y rescindió el contrato de Brown.

El portavoz de FEMA, William Boohe, le dijo al diario que la agencia podía contar con otros proveedores. “En el momento de la finalización del contrato había grandes suministros de productos básicos, y la distribución no se vio afectada”, dijo.

Solicitan investigación del contrato

Pero los legisladores Elijah E. Cummings, demócrata, miembro de mayor rango del Comité de Supervisión y Reforma Gubernamental de la Cámara, y Stacey Plaskett, la delegada sin voto de las Islas Vírgenes, publicaron una carta solicitando una investigación del contrato.

“Es difícil comprender cómo FEMA podría haber creído que esta pequeña empresa tenía la capacidad de cumplir este contrato de $ 156 millones”, decía la carta, que también exige que el presidente del comité, Trey Gowdy, RS.C., cite a FEMA y exija todos los documentos relacionados con el contrato y el manejo por parte de la administración Trump de la respuesta al desastre en Puerto Rico.

Darren Soto, demócrata de Florida, cuyo distrito ahora alberga a unos 60,000 puertorriqueños desplazados de la isla, expresó en un comunicado a NBC News su preocupación con respecto a “un patrón recurrente y problemático con la supervisión de FEMA de los procedimientos de contratación, desde la reparación de la red eléctrica de la isla hasta demorar la entrega de alimentos”.

“Muestra una mala conducta clara y una preparación inadecuada por parte de la administración Trump para responder a los desastres”, dijo Soto.

La representante Nydia Velázquez, demócrata por Nueva York, quien nació en la isla, dijo en un comunicado que este era el último ejemplo de cómo la administración Trump había “fallado repetidamente al pueblo de Puerto Rico y había fallado en su respuesta a este desastre histórico”.

“El hecho es que esta administración ha decepcionado a 3,3 millones de ciudadanos estadounidenses que sufren a causa de una crisis humanitaria”, dijo Velázquez.

Inmediatamente después del huracán María, los puertorriqueños lucharon por encontrar comida cuando los supermercados perdieron electricidad, muchos caminos se volvieron intransitables y no tenían acceso o combustible para que los generadores evitaran que los alimentos se echaran a perder.

La situación empeoró cuando los puertos se cerraron en una isla que importa alrededor del 85 por ciento de su suministro de alimentos, lo que hace que los puertorriqueños dependan en gran medida de la ayuda de emergencia de FEMA.