Rate this post

Oklahoma City – EEUU.- La posibilidad de una inundación repentina ha llevado a las autoridades de Webbers Falls, en Oklahoma, a ordenar la evacuación de ese poblado.

 

La localidad está amenazada por el río Arkansas, un afluente que ha visto crecer su caudal de manera peligrosa.

 

Según el Servicio Meteorológico Nacional de Estados Unidos (NWS, por sus siglas en inglés), las aguas del río alcanzaron, este miércoles, los 10,5 metros de altura; dos metros por encima de lo aceptable.

 

Los expertos vaticinan que la crecida continuará hacia este jueves, por lo que han advertido un escenario que podría amenazar la vida humana.