Rate this post

Bruselas – Bélgica.-  Con 322 votos a favor, 25 en contra y 39 abstenciones, los eurodiputados exigieron a la Unión Europea (UE), adoptar hasta que se restablezcan plenamente los derechos humanos y libertades fundamentales en Nicaragua, un proceso escalonado de sanciones contra el gobierno de Daniel Ortega.

Exigen que en las sanciones se incluya la suspensión a Nicaragua del Acuerdo de Asociación y de libre comercio entre la UE y Centroamérica, activando para ello su cláusula democrática.

Con la votación, los eurodiputados también piden “la liberación inmediata e incondicional de los más de 700 presos políticos, el cese inmediato de todas las formas de represión y el retorno de las organizaciones internacionales al país”.

El gobierno y la oposición de Nicaragua acordaron luego de varios conflictos y patadas a la mesa, reanudar el diálogo para buscar una salida a la crisis y las  autoridades prometieron excarcelar a un grupo “apreciable” de presos.

La Eurocámara reclamó así, “con carácter de urgencia, un diálogo interno significativo para hallar una solución sostenible y pacífica que permite a todos los actores de la sociedad disponer de un espacio de actuación y expresión libre, y restablezca sus derechos civiles”.

Nicaragua vive  una crisis política desde la represión que se generó a partir de abril de 2017 en contra de  protestas que rechazaban el gobierno del sandinista Daniel Ortega, la situación ya ha dejado más de 320 muertos.

Para los eurodiputados, las acciones del “gobierno, sus instituciones y sus organizaciones parapolíticas obedecen a una estrategia planificada para destruir la oposición política que lideró las protestas del 2017”.