Rate this post

Bruselas – Bélgica.- En una rueda de prensa convocada en el Parlamento Europeo, el expresidente de Ecuador, Rafael Correa, rechazó las acusaciones realizadas en su contra por parte del presidente Lenín Moreno, quien ha asegurado que Correa junto a Nicolás Maduro, se encuentra auspiciando las protestas en Quito y planeando un golpe de estado.

Correa quien aún se encuentra prófugo de la justicia ecuatoriana, por presuntos delitos de corrupción, pidió a Lenín Moreno, convocar elecciones anticipadas en las que afirmó que se presentaría como candidato “si fuera necesario”.

“Si hay elecciones me presentaría si fuera necesario. Me inhabilitaron para ser presidente, pero de vicepresidente para abajo podría ocupar un cargo”, dijo Correa. “Sin embargo, las actuales autoridades en Ecuador se inventarán cualquier cosa para no dejarme participar”, añadió.

Con las declaraciones ofrecidas desde Bélgica, Correa también desmintió su supuesta clandestinidad en Venezuela, y enfatizó que durante el Gobierno de Moreno le han abierto “sin pruebas” más causas judiciales que “a Al Capone, Pinochet y el Chapo Guzmán juntos”, y que si regresa a su país será encarcelado.

“Que me metan preso, pero que me dejen inscribirme. No, me van a meter preso primero y no me van a dejar inscribirme”,exclamó.

Correa rechazó las acusaciones de que está detrás de las marchas indígenas y las protestas en contra de las medidas económicas adoptadas por el Gobierno
“que la gente siga defendiendo sus derechos con firmeza, pero en paz. Porque buscan cualquier excusa para la represión”, pidió.

El exmandatario ecuatoriano, también denunció que hay una “represión brutal en Ecuador que ya ha causado muertos”.

“Y por qué no van a salir los manifestantes a la calle hoy. Tienen que cuidarse, pero tampoco se van a dejar amedrentar por el temor a la represión”, indicó.