Rate this post

Charlotte, NC.- Las escuelas de Charlotte-Mecklenburg cerrarán las escuelas el 16 de mayo, cuando alrededor de 2,000 de los maestros del distrito escolar planean marchar en Raleigh para obtener mejores salarios y mejores condiciones de trabajo.

Los distritos escolares de Durham y Chapel Hill también les han dicho a los estudiantes que no se reporten a la escuela ese día porque faltarán demasiados maestros. Los tres distritos tendrán un día de trabajo opcional para los docentes el próximo el 16 de mayo.

Los funcionarios de CMS dijeron que habían revisado la cantidad de maestros que solicitaron un permiso personal y decidieron que no podían realizar clases de manera segura y efectiva en el segundo distrito más grande del estado. CMS tiene más de 9,000 maestros.

La decisión del CMS genera dudas sobre si otros distritos grandes, como los condados de Wake y Guilford, podrían verse obligados a seguir su ejemplo. Según un recuento publicado en un grupo cerrado de profesores en Facebook dedicado a organizar la marcha, esos distritos tenían más de 1,000 inscritos para la manifestación cuando CMS solo tenía unos 350.

MARCHA EN LA ASAMBLEA GENERAL DE NC

“Marcha por los Estudiantes y por el Respeto” coincide con la apertura de la Asamblea General de Carolina del Norte, y está atrayendo la atención nacional porque también coincide con las huelgas de maestros en todo el país, conocida como #RedForEd. Los maestros de Carolina del Norte buscan mejores salarios y beneficios, escuelas más seguras y más personal de apoyo.

Erlene Lyde, presidenta de la Asociación de Educadores de Charlotte- Mecklenburg, dijo que su grupo ya ha llenado tres autobuses que se dirigirán a Raleigh el 16 de mayo, y ahora cree necesitar más transporte.

“Para los legisladores, envía un mensaje de que no vamos a soportar más la aniquilación del sistema de educación pública aquí en Carolina del Norte”, dijo Lyde.

Las redes de docentes en las redes sociales han sido un hervidero desde que se supo la noticia de que más de 1,000 maestros de Durham habían solicitado días de ausencia personal, lo que obligó al distrito a cerrar.

La ley de Carolina del Norte les permite a los maestros tomar un permiso personal con un aviso de cinco días, siempre que haya un sustituto disponible y el maestro pague una deducción de $ 50 dólares.