5 (100%) 1 vote

 Washington – Estados Unidos.- Los estadounidenses consumen más alcohol ahora que cuando se promulgó la Prohibición a finales de la década de 1910, pero desde mediados de 1990 el índice no ha parado de ascender.

Según las estadísticas federales de salud en la actualidad el consumo es de unos 8,7 litros (2,3 galones) al año por persona. Eso representa unos 500 tragos al año o nueve a la semana.

A finales de la década de 1910, justo antes de que el Congreso prohibiera la venta y elaboración de bebidas alcohólicas, el consumo promedio era de 7,5 litros (2 galones).

En 1934, un año después de que se revocara la Prohibición, el consumo per cápita era de poco menos de 3,7 litros (un galón).

Desde entonces el consumo ha ido variando y registró un pico de 10,4 litros (2,75 galones) en las décadas de 1970 y 1980, según datos federales.

A finales de los 80’ volvió a descender tras las preocupaciones por el incremento de accidentes de tránsito que involucraban a choferes bajo los efectos del alcohol y la norma del Congreso que aumentó a 21 la edad mínima para el consumo.

Pero desde mediados de los 90’ no ha parado de aumentar el consumo per cápita.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades han reportado que cada año mueren cerca de 90 mil personas bajo influencias del alcohol en accidentes de tránsito.

“Creo que a las personas se les olvidaron todos los problemas (relacionados con el alcohol)”, dijo William Kerr, científico senior del Grupo de Investigación sobre Alcohol del Instituto de Salud Pública.

Aaron White, del Instituto Nacional sobre Abuso de Alcohol y Alcoholismo, reveló que cerca de las tres cuartas partes de los decesos relacionados con licor fueron hombres, pero mencionó que las muertes de mujeres se incrementaron en 85% en comparación con el 39% en los varones.