Rate this post

Dallas – EEUU.- Una investigación del Departamento de Justicia determinó que MUY Brands LLC, una empresa propietaria y operadora de 78 franquicias de la cadena de restaurantes Taco Bell, actuó de manera discriminatoria, en contra de inmigrantes que residen, de manera legal, en Estados Unidos.

 

La averiguación, activada tras varias denuncias de empleados de los locales de comida, encontró que MUY Brands LLC y una compañía administradora asociada exigieron, a los migrantes portadores de “green card”, presentar documentos que demostraran que eran elegibles para puestos de trabajo, dentro de Estados Unidos.

 

El Departamento de Justicia halló, además, que ni MUY Brands LLC ni su administradora hicieron tal solicitud a aquellas personas que tenía la ciudadanía estadounidense. La falta representa una violación de la Ley de Inmigración y Nacionalidad (INA, por sus siglas en inglés).

 

“Los empleadores no pueden exigir que un trabajador proporcione más o diferentes documentos de los necesarios para probar legalmente la autorización de trabajo, basada en el estado de ciudadanía del trabajador o su origen nacional”, explicó el fiscal general adjunto, Eric Dreiband, de la División de Derechos Civiles del Departamento de Justicia.

 

En consecuencia, las compañías tendrán que una multa civil de 175.000 dóalres y, adicionalmente, deberán establecer un fondo de pago de 50.000 dólares para los trabajadores afectados. Las empresas también estarán sujetas supervisión y a la presentación de informes departamentales.