Rate this post

Washington – Estados Unidos.- Una nueva reforma migratoria en contra del llamado ‘turismo de parto’ está siendo preparada por la Administración Trump. Las reglas que el mandatario pondrá sobre los visados tipo B, para turistas y empresarios que viajan al país por un periodo breve, podrían entrar en marcha la próxima semana y modificarán directamente los requisitos de obtención, según explicaron tres fuentes gubernamentales.

Las nuevas reglas también le darán mayor autoridad a los funcionarios del Departamento de Estado para denegar solicitudes, de creer que el candidato busca abusar del proceso para obtener la ciudadanía automática de sus hijos.

Pese a que no se tiene claro cómo se implementará la medida, y si los funcionarios serán instruidos para negar visas a ciertas mujeres embarazadas o de ciertas nacionalidades, un funcionario destacó que los oficiales consulares serán entrenados para determinarlas solicitudes falsas o verdaderas.

“El simple reconocimiento legal de que esto es incorrecto y está mal y no está permitido es un paso significativo hacia adelante”, dijo un funcionario de alto rango.

Se trata de una de las primeras medidas de la Administración para poner a prueba la enmienda constitucional 14, que concede la ciudadanía de manera automática a cualquier individuo que haya nacido en EE.UU.

El presidente, Donald Trump, se encuentra examinando la posibilidad de poner fin al derecho a la ciudadanía por nacimiento, que considera “francamente ridículo” y ha calificado a los llamados bebés ancla como “un imán para la inmigración ilegal”.