Rate this post

Al clasificarse a la final del torneo de Toulónla selección mexicana sub’21 ha vuelto a encender las luces verdes de la esperanza en el fútbol mexicano que ha reinado en las categorías menores, pero ha quedado a deber con el equipo mayor.

De la mano de Eduardo Aguirre, líder goleador del campeonato, los mexicanos del entrenador Marco Ruiz se impusieron 3-1 a Turquía en las semifinales del prestigioso torneo francés y que este sábado se enfrentarán en la final al bicampeón Inglaterra.

Gane o no, el conjunto ya ha reverdecido las ilusiones del país, que recuerda que, cuand o México llegó a la final de Toulón, ese mismo equipo ganó el título olímpico en Londres 2012 y cinco de sus integrantes están en la selección del Mundial de Rusia.

La Femexfut aceptó seguimiento a Lainez de clubes europeos

Desde que derrotó 3-0 a Brasil en la final del Mundial sub’17 del 2005, los mexicanos han brillado varias veces este siglo en las divisiones juveniles. En el 2011 volvieron a conquistar el cetro mundial sub’17 y en el 2013 alcanzaron la final, mientras que en el nivel sub’20 ganó el tercer lugar en el 2011.

Lo frustrante para México es que esas proezas no han tenido eco en el equipo grande que, si bien es junto a Brasil y Alemania uno de los tres clasificados a octavos de final en cada uno de los seis últimos mundiales, no ha pasado de esa fase.

En el Mundial de Rusia, México tendrá a varios jugadores salidos de los equipos triunfadores a nivel juvenil, liderados por Carlos Vela y Giovani Dos Santos, pareja goleadora del Mundial sub’17 del 2005, y con figuras como el defensa Diego Reyes, los volantes Héctor Herrera y Marco Fabián y los delanteros Raúl Jiménez y Javier Aquino, modelos de los chicos que jugarán la final en Toulón.