Rate this post

El plan de deportación de tres millones de inmigrantes del presidente Donald Trump está afectando las finanzas de las agencia del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), por lo que el gobierno ha tenido que destinar recursos de otras dependencias, ocasionando “boquetes” presupuestales.

“La administración sacó dinero de agencias federales que no tienen nada que ver con la inmigración, incluida la investigación del cáncer, Head Start y la Agencia Federal de Manejo de Emergencias”, reportó el HuffPost que califica la formulación de políticas como “apresurada, caótica, costosa y, en última instancia, contraproducente”.

El enfoque de la Casa Blanca contra los inmigrantes, incluyendo la separación de familias, ha llevado a destinar recursos a programas como el de las tiendas para albergar a 400 menores.

A ello se sumó una crisis de recursos por la decisión del gobierno en mayo de comenzar a tomar las huellas dactilares de los adultos (a menudo familiares) que buscaban recuperar a los niños que el gobierno había detenido, y compartir esa información con Inmigración y Control de Aduanas (ICE) para deportarlos, si era el caso.

Programas contra el cáncer ($13.3 millones), el preescolar Head Start ($16.7 millones) y la prevención del VIH ($5.7 millones) son algunos de los afectados.

Aunado a los recursos financieros, las autoridades presionan a sus recursos humanos, como a jueces migratorios, a quienes exigen resolver 700 casos para acelerar deportaciones, principalmente.

“Nos están abrumando“, dijo Dana Leigh Marks, portavoz de la Asociación Nacional de Jueces de Inmigración. “La cantidad de casos de inmigración que llegan continúa siendo paralizante para las cortes”.

El gobierno aún espera los recursos para el muro fronterizo, una batalla que el mandatario Trump reconoció como complicada para después de las elecciones de noviembre, ya que busca obtener $5,000 millones de dólares.

El reporte del portal no menciona los esfuerzos en la oficina de Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS), que ha debido trasladar varios de los casos de una oficina a otras, debido a la carga de trabajo.