Rate this post

Nápoles – Italia.- Ni siquiera la fama de Diego Armando Maradona en Nápoles impidió que la mafia de la ciudad robara el Balón del Oro que consiguió como mejor jugador del Mundial de México 86.

El pelusa nunca consiguió el prestigioso premio de la revista France Football, porque hasta 1994 solo podía ganarlo jugadores europeos. Sin embargo, la gran demostración de Maradona en México lo hizo acreedor del galardón otorgado por la FIFA.

Pero tras su regreso a Italia, donde era la estrella del Napoli, guardó su trofeo en el Banco de Nápoles, el cual tres años más tarde fue atracado por la mafia.

El galardón y otras joyas del astro argentino fueron sustraídos en ese hecho delictivo.

No fue sino hasta 2011 que se supo qué paso con el trofeo.

El excapo de la camorra (mafia) napolitana, Salvatore Lo Russo, declaró a la Fiscalía luego de su captura había ayudado al “10” a recuperar sus objetos de valor. Incluso le entregó unos relojes costosos, pero Maradona los devolvió porque no eran los suyos.

Sobre el Balón de Oro dijo que el clan que lo robó se encargó de fundirlo para su venta en lingotes de oro.

En 1995, Maradona recibió un Balón de Oro honorífico por parte de France Football como una medida de la revista para corregir las «injusticias» por limitar geográficamente la entrega del premio.