Rate this post

Joaquín “El Chapo Guzmán”, famoso por sus increíbles escapes usando túneles, podría usar muy pronto esa vía en Nueva York para movilizarse de la cárcel donde se encuentra recluido a una corte de Manhattan, luego de que sus abogados pidieran que se traslade ahí su caso.

Este martes, durante su audiencia en Brooklyn, abogados del peligroso capo de la droga pidieron a un juez que le concedan a su cliente el uso de un túnel de unas 200 yardas de largo que conecta la corte del Distrito Sur de Manhattan con el Centro Metropolitano Correccional de Manhattan, donde se encuentra recluido el narcotraficante.

La defensa alega que cada vez que Guzmán Loera cruza a la corte en Brooklyn -donde se lleva su caso- tiene que atravesar el East River por medio del puente de Brooklyn, y tienen que cerrarlo y escoltar a Guzmán con auto blindados y carros policiacos sin marcas de la NYPD.

“Cuando cierran el puente de Brooklyn por un período de tiempo, eso llama mucho la atención”, dijo el abogado del Chapo, William Púrpura, al juez Brian Cogan. “Y ya sabemos lo que pasó con Chris Christie cuando uno de los carriles se cerraron en otro puente”, dijo amenazante refiriéndose al caso del puente de George Washington -también en Manhattan- que se convirtió en un dolor de cabeza para el exgobernador de Nueva Jersey hace un par de años.

“No tengo ni idea de lo que está usted hablando”, fustigó el juez Cogan como respuesta declinando la petición de Púrpura, según reporta el New York Post.

Por cierto que durante la audiencia estuvo presente Emma Coronel Aispuro, esposa de Guzmán Loera, acompañada de sus hijas mellizas. Según testigos, su marido se pasó toda la sesión mirándola embelesado.

BETANCUR/AFP/Getty Images)

Durante la sesión, que duró aproximadamente 30 minutos, se verificó la medicación que está recibiendo el capo, así como su estado de salud, de cara a su juicio, que comenzará en septiembre.

Eduardo Balarezo, otro de los abogados de Guzmán Loera pidió una cita para su cliente con un psiquiatra para realizar la evaluación y controlar sus medicinas. Según reportes, el acusado está deprimido y tiene alucinaciones. “La dosis [que toma actualmente] literalmente lo noquea todo el día”, aseguró Balarezo. El Chapo tiene su próxima cita en corte este 4 de agosto.