Rate this post

Uno de los químicos más letales para los trabajadores está de vuelta en las fábricas de Estados Unidos cortesía del gobierno de Donald Trump.

Un reporte de Fast Company dice que la Agencia de Protección Ambiental (EPA) autorizó una nueva regla que permitirá la fabricación de productos que contienen químicos en casos específicos. El asbestos puede usarse para adhesivos, selladores y envolturas de tuberías bajo los nuevos parámetros. Las compañías deben conseguir la aprobación de EPA antes de importar el material o empezar alguna producción.

El asbestos ha sido prohibido en varios países de los los setenta ya que estudios confirmaron que es causante de cáncer en los pulmones entre otras enfermedades. Era un producto muy usado en construcciones y se cree que entre 15 y 25 mil personas mueren anualmente por culpa del químico.

En Estados Unidos no está del todo prohibido, solamente regulado. El asbestos es importado desde Rusia y Brasil.

En junio, la compañía minera rusa Uralasbest, la mayor exportadora del químico, compartió una foto de un envío de asbestos con la imagen de Trump en un sello. También es conocido que el presidente criticó la regulación del asbestos en su libro Art of the Deal. El mandatario dijo que se trataba de una treta de la mafia y aseguró que era “100 por ciento seguro cuando se aplicaba”.

NowThis

@nowthisnews

The Trump administration is letting asbestos back into products. Russia is the only country that exports asbestos to the U.S. 🤔

Parece que la nueva flexibilidad con el químico tiene la mano de Trump.