Rate this post

Washington – Estados Unidos.- El gobierno de Donald Trump insiste en la asfixia al régimen cubano y sancionó a cinco hoteles de la isla que están en manos de militares a través de una empresa del Estado.

El Departamento de Estado se encargó de detallar cuáles son los cinco hoteles que entraron en la “lista negra” de empresas con la que está prohibido realizar cualquier tipo de transacciones financieras directas.

Las nuevas entidades sancionadas son el Gran Hotel Bristol Kempinski, el Grand Aston Varadero Resort, el Grand Aston Cayo Las Brujas Beach Resort and Spa, Gran Muthu Imperial Hotel y Gran Muthu Rainbow Hotel.

Cuatro de los cinco establecimientos están activos. Solo el Gran Hotel Bristol aún no está construido. El proyecto contempla que tendrá 162 habitaciones y estará ubicado en La Habana.

Los hoteles tienen participación de la empresa estatal Gaviota, la cual está en manos de militares, y está destina a obtener divisas a través del turismo.

“Estados Unidos sigue comprometido a garantizar que los fondos estadounidenses no apoyen directamente el aparato de seguridad estatal de Cuba, que no solo viola los derechos humanos del pueblo cubano, sino que también exporta esta represión a Venezuela para apoyar al corrupto régimen de Nicolás Maduro”, dijo el secretario de Estado, Mike Pompeo.

Las inversiones en la isla se han reducido en más de 500 millones de dólares al año desde que Estados Unidos acentuó las sanciones.