Rate this post

Nueva York – EEUU.- El Gobierno estadounidense ordenó, el jueves, la expulsión de dos diplomáticos que forman parte de la Misión Permanente de Cuba, en la Organización de Naciones Unidas (ONU).

 

A través de un comunicado, el Departamento de Estado señaló que los funcionarios cubanos habían abusado “de sus privilegios de residencia”, al “realizar operaciones de influencia contra los Estados Unidos”.

 

Aunque el texto no brinda detalles sobre el significado de la frase “operaciones de influencia”, especialistas indican que esa es la manera en la que el Departamento de Estado suele referirse a los trabajos de inteligencia, cuando son llevados a cabo por integrantes de una legación diplomática.

 

Del mismo modo, la Administración Trump decidió restringir los movimientos del resto de los miembros de la Misión de Cuba en la ONU a la isla de Manhattan, en Nueva York.

 

Ambas medidas fueron duramente criticadas por Bruno Rodríguez, actual ministro de Relaciones exteriores del Gobierno cubano.

 

En Twitter, el canciller calificó las acusaciones contra los dos diplomáticos como una “vulgar calumnia”. También dijo que le expulsión de ambos es “injustificada”.