Rate this post

Washington – EEUU.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que está dispuesto a incrementar la presión sobre Irán, con tal de evitar que ese país pueda desarrollar armas nucleares.

 

“Vamos a imponer sanciones adicionales a Irán”, afirmó Trump, este sábado, antes de dejar Washington y dirigirse a la residencia presidencial de Camp David.

 

El mandatario agregó que su administración no descarta la opción militar, como respuesta al derribo de un dron estadounidense por parte de las Fuerzas Armadas iraníes.

 

Estados Unidos ha negado que el aparato, interceptado la madrugada del jueves sobre las aguas del Estrecho de Ormuz, haya violado el espacio aéreo de la nación persa. Sin embargo, desde Teherán aseguran que la aeronave no sólo violó su soberanía, sino que cumplía una misión de espionaje.

 

Tanto la Casa Blanca como el Pentágono pensaban reaccionar al incidente con una operación que se ejecutaría la noche del jueves y que fue suspendida “in extremis” por el propio Trump.

 

Ante la posibilidad de un ataque, Irán ha advertido que cualquier arremetida, por mínima que sea, “prenderá fuego a (los) intereses estadounidenses y de sus aliados” en Oriente Medio.