Rate this post

WASHINGTON — La secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, anunció este jueves que EEUU comenzará de inmediato a deportar a México a migrantes centroamericanos que intenten cruzar ilegalmente la frontera sur mientras tramitan sus casos de asilo,  como parte de medidas “históricas” para combatir la inmigración ilegal.

En un comunicado emitido por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS), Nielsen explicó que la medida obedece a la “sección 235” del  “Acta de Inmigración y Nacionalidad” (INA), que permite a Estados Unidos deportar a migrantes indocumentados a México mientras completan sus trámites migratorios.

Nielsen afirmó que estas medidas ayudarán a Estados Unidos a controlar la “crisis de inmigración ilegal” en la frontera sur, aunque previsiblemente éstas serían impugnadas en los tribunales.

Según Nielsen, Estados Unidos no permitirá el ingreso de inmigrantes que intentan sacar provecho del sistema migratorio para “desaparecer” dentro del país y saltarse las citas en los tribunales de inmigración.

La medida pone fin a la práctica de “detener y soltar” a los migrantes dentro de EEUU, y la reemplaza con lo que Nielsen denominó como “detener y regresar”.

Así, los migrantes centroamericanos tendrán que esperar en suelo  mexicano la decisión de los tribunales.

Por su parte, la cancillería mexicana dijo que “por razones humanitarias y de manera temporal” aceptará el ingreso de ciertas personas extranjeras provenientes de Estados Unidos, siempre y cuando éstas hayan ingresado o sido detenidas en un puerto de entrada, y hayan recibido cita en un tribunal.

Las autoridades mexicanas, no obstante, dejaron en claro que las acciones adoptadas por EEUU y México “no constituyen un esquema de Tercer País Seguro, en el que se obligaría a las personas migrantes en tránsito a solicitar asilo en México”.

Estas acciones, recalcó la cancillería, tienen el objetivo de facilitar el seguimiento de las  solicitudes de asilo en Estados Unidos, “sin que eso implique obstáculo alguno para que cualquier persona extranjera pueda solicitar refugio en México”.