Rate this post

Washington – Estados Unidos.- El Departamento de Seguridad de Estados Unidos (DHS), anunció que el beneficio migratorio del Estatus de Protección Temporal (TPS) para los inmigrantes indocumentados provenientes de Honduras y Nicaragua, fue extendido por un año más, es decir, estará vigente hasta el 4 de enero del 2021. La extensión también aplica para aquellos beneficiaros del programa, provenientes de Haití, Nepal y Sudán.

Solo entre hondureños y nicaragüenses, la medida tomada por el Gobierno de Donald Trump ampara a más de 58 mil personas. Días atrás autoridades de Estados Unidos y de El Salvador ya habían anunciado que los 198 mil salvadoreños que gozan de TPS también recibieron la prorroga de un año.

La fecha de vencimiento de los países designados (Haití, Honduras, Nepal, Nicaragua y Sudán) era enero a marzo de 2020. La fecha se ha extendido hasta principios de 2021.

La medida anunciada por el DHS en beneficio de los inmigrantes que residen en el EE.UU desde hace años por conflictos en sus países de origen, amplía la validez de las autorizaciones de empleo (EAD), documento que prueba el estatus legal de permanencia de los beneficiarios del programa.

“Es una tremenda noticia, pero hay que prestar detalle a lo que dice el gobierno, que solamente está extendiendo los beneficios del programa (…) El gobierno advierte que los TPS están sujetos a lo que resuelvan las cortes. Esto puede cambiar en cualquier momento. Por eso solo extiende los beneficios y no el programa en sí, porque todo puede cambiar. El futuro de los programas están en manos de los tribunales de justicia” dijo Alex Gálvez, abogado de inmigración de Los Ángeles, California.

La extensión de los beneficios del programa humanitario ha sido una sorpresa para los beneficiarios y sus países, pues meses atrás el presidente Donald Trump había anunciado la posible cancelación de este tipo de beneficios migratorios.