Rate this post

Washington.- El Departamento de Estado ordenó el pasado viernes 6 de julio la evacuación de todo el personal no esencial perteneciente al Gobierno de Estados Unidos en Nicaragua debido a las protestas que azotan el país centroamericano desde hace más de dos meses y medio.

Estados Unidos ya autorizó el 23 de abril, poco después del estallido de las protestas, la salida voluntaria del personal no esencial y ordenó la evacuación de sus familias.

La orden de evacuación anunciada este viernes es una medida que implica la sola permanencia en el país del embajador y de algunos funcionarios de alto rango.

El 18 de abril estallaron las protestas contra el Gobierno de Daniel Ortega y su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo, por unas fallidas reformas a la seguridad social y se convirtieron en un reclamo que pide la renuncia del mandatario, después de once años en el poder, con acusaciones de abuso y corrupción en su contra.

Desde entonces, al menos 310 personas han muerto en la represión desatada, de acuerdo a datos de organismos humanitarios.