Rate this post

Washington – Estados Unidos.- El gobierno de Estados Unidos enviará tropas militares a Arabia Saudita como una respuesta “defensiva” al ataque a las refinerías petroleras de ese país que supuestamente perpetró Irán, según acusaciones de Washington y Riad.

La medida se dio luego de que el Pentágono expusiera este viernes al presidente Donald Trump una amplia variedad de opciones militares para responder al ataque de Irán, cuyo gobierno ha negado relación alguna.

«El presidente ha aprobado el envío de fuerzas estadounidenses que serán de naturaleza defensiva y se centrarán principalmente en la defensa aérea y de misiles», dijo el máximo resposable militar de Estados Unidos, Mark Esper, en una rueda de prensa en la Casa Blanca tras una reunión con Trump.

Tras conocerse la decisión de envío de tropas, Teherán respondió que «cualquier país que ataque a Irán se convertirá en un campo de batalla».

“No pararemos hasta la destrucción del agresor y no dejaremos ningún lugar seguro», aseguró el comandante en jefe de la Guardia Revolucionaria iraní, Hosein Salamí, que se encontraba en una exhibición de drones estadounidenses derribados por Irán.

El ataque a las refinerías causó la caída den 5% de las producción mundial de petróleo y disparó los precios en mercado internacional.

Pese al envío de tropas a Arabia Saudita, un aliado clave de Washington en el Medio Oriente, «Estados Unidos no busca un conflicto con Irán», dijo Esper a los periodistas, pero advirtió “hay muchas otras opciones militares disponibles de ser necesarias».

El jefe del Pentágono dijo que Estados Unidos por los momentos suministrará armamentos a Arabia Saudita y la ayudará a defenderse a sí misma.