Rate this post

San Diego.- El gobierno de Estados Unidos entregó a la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) una lista con los nombres de los cerca de cien niños menores de cinco años separados en la frontera con México a causa de la política de tolerancia cero de la Casa Blanca, informaron medios locales.

Esta acción se produce en respuesta a una reciente orden judicial que exigía a la administración del presidente Donald Trump dar a conocer las identidades de los pequeños antes de hoy, que se celebrará una audiencia judicial para abordar el tema de la reunificación con sus padres.

De acuerdo con un portavoz de la ACLU, citado por CNN, a última hora del sábado 7 de julio, el gobierno entregó a la organización una lista con los nombres de los cerca cien niños que deberían reunirse con sus progenitores, en caso de que la justicia no le conceda una prórroga a las autoridades.

Estados Unidos comenzó en abril pasado su polémica política de tolerancia cero contra la inmigración, que llevó al gobierno de Trump a separar de sus padres a cerca de 3 mil menores de edad, medida que fue finalmente suspendida a mediados de junio por las enormes críticas recibidas.

De hecho, a finales de junio, el juez de San Diego, Dana Sabraw, determinó que los niños menores de cinco años debían volver con sus padres antes del martes 10 de julio, y estableció que el resto debían reunirse con sus familiares antes del 26 de este mes. El pasado viernes la Casa Blanca estaba evaluando la posibilidad de pedirle al juez Sabraw más tiempo para reunir a los menores inmigrantes que fueron separados de sus familiares en la frontera con México. Sin embargo, según informaron diversos medios, el magistrado no contemplaba la posibilidad de conceder una prórroga a no ser que fuera por la “seguridad” de los menores.

Debido a la cantidad de niños que fueron separados de sus padres, las autoridades se han visto obligadas a trabajar contrarreloj para confirmar el parentesco de las familias, para lo que ha estado realizando cientos de pruebas de ADN en las últimas semanas.

“Es absurdo que hayan separado a un niño pequeño de su padre y que no tengan la información completa sobre la familia”, declaró al término de la audiencia el abogado Lee Gelernt, subdirector del Proyecto de Derechos de Inmigrantes de la ACLU.

La ACLU interpuso una demanda colectiva para frenar la práctica de la separación de familias en la frontera entre EEUU y México y garantizar la reunificación de todos los padres inmigrantes con sus hijos.