Rate this post

Tucson – EEUU.- Dos de los ocho menores que sobrevivieron a la masacre ocurrida, a principios de esta semana, al norte de México, fueron dados de alta durante la jornada de este jueves.

 

Se trata de dos pequeñas que forman parte de la familia LeBarón y que permanecían hospitalizadas en el Centro Médico Universidad Banner de Tucson, en Arizona.

 

Ambas viajaban, el pasado lunes, junto a tres mujeres y doce niños más, todos miembros del mismo núcleo familiar, entre los estados de Sonora y Chihuahua.

 

En su trayecto, las 17 personas fueron emboscadas por un escuadrón de hombres armados que, según las versiones oficiales, pertenecen a cártel mexicano de La Línea.

 

Esa arremetida culminó con el asesinato de nueve de los integrantes del grupo, entre ellos las tres adultas.

 

A la par de las niñas que recibieron el alta médica, hay otros tres pequeños que permanecen en observación.

 

Uno de ellos recibió un impacto de bala en el rostro. El proyectil destrozó parte de su mandíbula inferior, por lo que requerirá cirugía reconstructiva.