Rate this post

San Salvador.- Con 76 votos en pantalla y dos a mano alzada, diputados aprobaron reformas a la Ley de Carreteras y Caminos Vecinales para permitir asocios público-privados en publicidad, iluminación e instalación de cámaras de videovigilancia en 140 kilómetros de carreteras.

Esta era condición de Fomilenio II para echar a andar el primer proyecto de Asocio Público Privado (APP), donde intervendría con una inversión de $11.5 millones.

“Mandamos una explicación amplia, sobre todo a los jefes de fracción, diciendo que necesitamos la cooperación de la Asamblea Legislativa, en este proyecto de interés nacional, para que ninguno de los programas o de las acciones que están planteadas en estos dos años vayan a ser retrasadas por una falta de decisión en el parlamento nacional”, se lee en una carta enviada en días previos por la Junta Directiva de Fomilenio II a la Asamblea Legislativa.

Se teme que si no se modifica la Ley de Carreteras no solo se perderían $11 millones de un Asocio Público Privado, sino futuras obras de desarrollo

Con la entrada en vigor de la reforma habría tres ganadores: las alcaldías, las empresas nacionales y la población en general, porque estarán dentro de la competencia por los espacios publicitarios, aseguró recientemente el vicepresidente, Óscar Ortiz quien junto a el Ministro de Obras Públicas Eliud Ayala, y los alcaldes Roberto d’Aubuisson y Ernesto Muyshondt, estuvieron en la plenaria.

“La reforma a la Ley de carreteras y caminos, traerá desarrollo y abre las puertas para que más asocios públicos privados puedan participar en el país”, dijo el presidente de la Asamblea, Norman Quijano.

“Agradezco el interés mostrado por el vicepresidente de la República, el ministro de Obras públicas y alcaldes que trabajaron en la redacción de la reforma para que bajo ninguna circunstancia las municipalidades se vieran afectados”, añadió.